Ponemos el foco sobre un tema que involucra a toda la comunidad: el consumo de sustancias en las fiestas electrónicas. Para analizar las diferentes temáticas asociadas, entrevistamos a un especialista en reducción de daños.

En las fiestas electrónicas existe un ambiente de disfrute, donde el goce no tiene límites. Vamos al encuentro con nuestrxs pares, totalmente dispuestxs a pasarla bien. Y para que esto suceda, es necesario contar también con información para un consumo responsable que evite consecuencias como los “malos viajes” o, en extremo, una sobredosis.

Abrir este debate implica tomar conciencia sobre lo que consumimos, la periodicidad con lo cual lo hacemos y con qué motivación. Asimismo, queremos traer a colación las diferencias que existen a la hora de analizar la utilización de sustancias en varones, mujeres o disidencias y la importancia de respuestas diferenciales de acuerdo a cada unx.

¿Qué se entiende como consumo problemático?

Lo sabemos. Donde hay fiestas, hay consumos. En todos los ámbitos nocturnos, no solo en la electrónica. Las políticas prohibitivas que criminalizan el uso de drogas claramente fracasaron: el crecimiento del consumo nunca se detuvo.

Aquí aparece la noción de reducción de riesgos: una estrategia que promueve la salud respetando las diferencias de estilo de vida, sobre todo en términos de sexualidad y uso de drogas.

Para tratar esta compleja temática, Doctaclub conversó con Pablo Bonino, subsecretario de Adicciones de la provincia de Córdoba, quien trabajó a su vez en Prevención y Reducción de Daños en fiestas electrónicas junto a reconocidas productoras.

«Cuando uno habla de ese tema, se empieza a complejizar un montón porque se da una triada entre sujeto, objeto y contexto. Por más que consumas MDMA, si vos tenés relaciones sexuales con alguien y luego te arrepentís; o tomás otras decisiones y te arrepentís, estamos hablando de un consumo problemático», señaló Bonino.

Aclaró el concepto del MDMA como un empatógeno: genera mucha empatía, euforia, incrementa las sensaciones y genera mayor inclinación a la socialización. «Lo interesante también es señalar que las personas, particularmente en estos contextos, son “consumidores de fines de semana” o “de fiestas”: no son personas que desarrollan una dependencia. Van a una fiesta, consumen; pasa un rato y después no consumen más o vuelven a consumir. Ese consumo esporádico puede presentar una serie de problemas que pueden estar asociados a la salud biológica (es decir física), la salud psicológica o al bienestar social», explicó el funcionario.

«Hay que incluirlo al repertorio de posibilidades, por supuesto que puede generar un tipo de dependencia más psicológica en el sentido de asociar y no poder disfrutar una fiesta sin consumir algo; y ahí es donde hay que empezar a preocuparnos y ver qué es lo que te está pasando. Saber escucharnos y accionar en esa línea. Para hacer hay un montón de cosas todavía, pero sobretodo hace falta desarrollar evidencia e investigación», añadió Bonino.

Pablo Bonino, subscerteario de Prevención y Adicciones de la provincia. (FM Comunicar)

Para el especialista, también hay cuestiones que generan una alta valoración de las iniciativas en pro de la reducción de daños: «hay medidas de cuidado que están vigentes en Córdoba, que es pionera y tiene una ley que obliga que en todas las fiestas de electrónica, cuarteto, o de lo que fuese, haya puntos de hidratación gratuitos, de alimentación saludable y frutas. Sirven un montón, pero también éstas medidas de cuidado es muy extraño pero pueden generar problemas».

Con esto último, aclara por ejemplo, que ante la recomendación de consumir agua también es muy importante tener en consideración la sobrehidratación, que también puede generar inconvenientes en quien consuma.

¿Más información implica menos riesgos?

«No te garantiza tomar decisiones menos riesgosas», dijo tajante Bonino. «El problema en relación con el consumo de MDMA (siguiendo con el ejemplo) no es tanto con la sustancia en sí, sino más con su adulteración. Entonces ¿qué se debería informar? Que es muy probable que esa sustancia no sea lo que te están vendiendo, que no sea la molécula en su estado más puro; entonces puede estar asociada a cosas que se saben que son muy desagradables de experimentar», agregó.

«En función de esas estrategias, por más que la gente lo sepa, no significa que no lo vayan a hacer. Lo que se hace en España por ejemplo es el Testeo de Píldora donde en el mismo lugar de la fiesta sacan un pedacito de la píldora, hacen un análisis y eso sirve también para alertar a otros consumidores que hayan tomado la decisión de consumir. Eso le sirve no solo a los que están en la fiesta, sino que alimenta un sistema de información europeo de cómo vienen adulteradas las pastillas», señaló.

(Energy Control)

Bonino rescata ejemplos de asociaciones como PAF!; Vuelo Controlado, de Mendoza; MOD, de Rosario; o latinoamericanas como Pro Derechos de Uruguay o Échele cabeza cuando se dé en la cabeza de Colombia. «Hay muchas intervenciones que se pueden hacer, hay dos cosas que son claves: el acompañamiento de productoras y organizadores de eventos, que en mí experiencia siempre ha sido muy buena; y la recepción de la gente, que también ha sido muy buena».

Pero también aparece el interrogante de quiénes tienen que tomar las primeras postas para hacer posibles estos abordajes. «Todo lo que tiene que ver con nocturnidad y regulación de espectáculos son competencias municipales, entonces nosotros como Provincia no nos podemos meter en la jurisdicción de ellos, no obstante alentamos todo el tiempo a que se trabaje este tema. Acá en Córdoba capital teníamos una Municipalidad que sobre la asistencia para abordar estos puntos, antes brillaba por su ausencia».

«Ahora hay una dirección donde hay un trabajador social que está a cargo, y desde el día uno que asumieron les marqué que a mí criterio toda la temática de prevención en contextos recreativos nocturnos, más allá de las fiestas electrónicas, son súper importantes. Siempre señalo esto: uno ve las fiestas electrónicas y ve un montón de dispositivos de prevención, de control, de cuidados, etc. Pero yo no sé si a todo el mundo se le exige lo mismo, si en otros contextos pasa. Creo que se debería nivelar eso y debería estar en todos lados, no solamente en las fiestas electrónicas«, concretó.

PAF! presente en el Campo Argentino de Polo, a principios de año (PAF!)

Abordaje de género en campañas preventivas

Consumir sustancias no tiene el mismo significado para varones, mujeres y disidencias, ni es valorado del mismo modo por lxs demás. Mientras que entre los varones el consumo se percibe como una conducta social y culturalmente aceptada (salvo en casos donde la adicción aparece asociada a conductas violentas), entre las mujeres y disidencias supone un reto a los valores sociales dominantes.

Para poder hablar de perspectiva de género en el consumo se deben analizar y considerar las particularidades y las formas en que varones, mujeres y disidencias perciben y reaccionan ante las conductas que implican un riesgo y una transgresión; para ofrecer programas y actuaciones adaptadas a esas diferentes necesidades.

Córdoba cuenta con 117 centros de asistencia (Carlos Paz Vivo)

Al preguntarle a Pablo sobre las políticas con la perspectiva de género nos mencionó: «creo que es un gran desafío poder hacer prevención con perspectiva de género cuando uno tiene una oportunidad de interacción muy pequeña. Tenés que tratar diseñar un mensaje que sea lo suficientemente universal para que llegue a todos y a todas. Cuando hago referencia a perspectiva de género también hago referencia a identidades no binarias que también hay que atender, y ahí sí hay toda una instancia en que son diferenciales».

El funcionario ejemplificó el abordaje de cuestiones como el chemsex, que es el consumo de sustancias con fines sexuales y que también aparece en el ámbito de la nocturnidad. Señaló por esto que «según las diferentes prácticas sexuales, de identidades y demás; también vamos a encontrar un montón de problemáticas diferentes».

Al menos desde el Estado provincial, existen dispositivos específicos tanto para mujeres, varones y personas trans. «Trabajamos sobre todo con mujeres trans, articulando con el Ministerio de la Mujer», resaltó Bonino y a la par rescató experiencias como las del Punto Mujer, que se hizo presente en festivales como espacios seguros para aquellas que hayan padecido alguna situación de vulneración de derechos.

También considera algunos modelos a seguir en cuestiones de proyectar este tipo de engranajes con una perspectiva focalizada especialmente en cuestiones de género, como el trabajo de Noctámbulas o la Fundación Atenea, ambas de España. Con esta última, la subsecretaría fue parte de la organización de un posgrado del que participaron más de 2.000 personas. «Hay que pensar todo un mundo de respuestas diferentes que todavía acá no está», enfatizó Bonino.

Campañas de verano

Por último, profundizamos con el funcionario sobre cómo se prepara esta nueva temporada donde claramente, con respecto a la anterior, hay abismales diferencias. «La idea que tenemos en mente es poder conversar con los principales actores y abrir el juego con mucha gente que se dedica a esto en la industria del entretenimiento y la cultura, para diseñar junto a ellos las propuestas«, adelantó.

«Queremos armar una mesa de diálogo. El tema es súper importante y requiere un abordaje específico todo lo que refiere a nocturnidad en sí mismo, recreación y demás».

«Cuando uno habla de nocturnidad, de recreación, de diversión parece que todos fuesen lo mismo, y la verdad es que no lo son. Creo que es necesario poder dar respuestas diferenciales para las necesidades de cada uno de los diferentes públicos», sostuvo; y cerró aclarando que la intención es desasociar los estigmas del consumo de sustancias sobre determinados géneros musicales.

Según la página de Échele Cabeza, esta cantidad de testeos se lograron hasta hoy.

Si vos o alguien de tu entorno necesita información respecto a consumos y adicciones, podés asistir a algunos de los centros de la Red Asistencial de Adicciones de Córdoba, o solicitar turnos para consejería al +5493513810583 o consultar por WhatsApp al +5493513651926