De diez meses que lleva el año, siete están marcados por la cuarentena. El desempleo y el dólar, entre los puntos que más golpean. Artistas de Córdoba dan sus puntos de vista.

Esta columna fue realizada para M90Sessions, de M90 Radio FM 89.9 de Rosario. Podés escucharla a continuación.

Casi en un pestañeo, ya es octubre y el 2020 entró en su último trimestre. Estamos por sumar siete meses entre aislamiento y distanciamiento social por la pandemia. Y en esa transversalidad, aparece el contexto socioeconómico que juega también un rol clave a la hora de analizar los impactos en nuestra escena.

Queda expuesto que aún cuesta adaptarse a las nuevas lógicas del mercado dentro de la digitalización y que una de las soluciones necesarias para al menos aliviar la situación crítica de los puestos laborales en la escena deberá esperar un poco más para ponerse en marcha.

Mientras tanto, lxs artistas se las tuvieron que rebuscar de alguna forma. Y hablamos de más allá de generar contenidos en redes sociales, hacer streamings y vivos: es también subsistir, porque su mayor ingreso económico se vio interrumpido intempestivamente.

El desempleo en la escena

«El éxito de las medidas sanitarias es un objetivo que nos conviene», destacan desde la Unión de Musicalizadores de Córdoba cuando les consultamos desde Doctaclub sobre cómo se prevé el retorno de la actividad. Sobre todo porque ya está todo listo para volver, pero las últimas medidas patearon nuevamente las gestiones.

Algo que destaca la asociación, como un punto paradigmático, es que el concepto de ver al servicio de musicalizar como un trabajo también se ve «deteriorado». No solo porque los números lo comprueban, sino que además porque plantea una nueva visión para el futuro de la actividad laboral y la formalización como tal.

La agrupación trabaja también a la par de las autoridades públicas y las cámaras empresarias que nuclean a los rubros de bares y gastronómicos. Este viernes saldrá a la luz una campaña gráfica llamada «La música es con vos», en redes sociales y también en diferentes rincones de la ciudad. La intención es llegar a la concientización que también alcance a trabajadorxs de la música.

Ventas y dólar, los otros golpes

Quienes además hacen producción, sintieron los efectos más allá de las bandejas. «Las ventas en las plataformas de música electrónica han caído porque no hay eventos donde toquen DJs, que son los principales consumidores. Y además, para impulsar las ventas, esas plataformas han bajado los precios de los tracks«, comentaron Nacho Varela y Cruz Vittor, del dúo Artfaq.

«Para los productores argentinos se complica adquirir equipamiento de sonido, sintetizadores o instrumentos, los cuales vienen mayormente del exterior y cada vez son más costosos», resaltaron, consultados sobre cómo ven los impactos de la situación del mercado cambiario.

Cruz Vittor y Nacho Varela (@artfaq.nvcv)

Por el mismo sentido fue Ezequiel Arias: «las licencias que se usan en los estudios son de empresas de afuera de Argentina, por ello todos sus valores son expresados en moneda extranjera. Es algo con lo cual lidiamos desde hace muchos años, tanto artistas como programadores o hasta cualquier persona que quiera pagar publicidad en alguna red social como Facebook o Instagram».

Por su parte, Sol Vietto nos contó que cuando empezó la cuarentena estaba atravesando situaciones personales complicadas y que la cancelación de fechas le terminó de afectar más en su estado anímico. A la par, también se redujo considerablemente su trabajo como psicóloga.

La productora Sol Vietto también es psicóloga. (@sol_vietto)

Sostenerse, fuerte desafío

«Está claro que en estos tiempos nos salvó el arte, pero económicamente no está siendo redituable. En lo personal me deprimió mucho todo esto, no encontré incentivo; y recién el mes pasado empecé a conectarme de nuevo con la música», agregó Sol, dando la pauta de que al tampoco poder producir no pudo generar ingresos por esa vía.

«Sostener una carrera artística demanda tiempo, esfuerzo y dinero, así como también la producción musical, donde las regalías son bajas, los acuerdos con muchos sellos no siempre benefician a los artistas y el público en general no está acostumbrado a pagar para escuchar, por ende las entradas de dinero por otro lado que no sean shows son acotadas«, sostuvo por su lado Ezequiel.

Ezequiel Arias: «sostener una carrera demanda tiempo, esfuerzo y dinero» (@ezeqarias)

En tanto, Jimena Ferreya, quien semanas atrás conversó con Doctaclub sobre cómo viene siendo trabajar en cuarentena, dijo en el programa Argentina Electrónica (Futurock FM, viernes a las 19 h.) que tuvo que vender sus consolas y mixers para poder invertir en un emprendimiento que le permita llevar un ingreso a su hogar.

Vietto, rescata: «siento que (el aislamiento) fue negativo y positivo a la vez, porque me reinventé, logré deconstruir muchos modelos con los que venía en piloto automático, tuve el tiempo para pensar y replantearme todo«.