Danzfloor sigue trayendo temas que la escena todavía necesita profundizar para cambiar algunas cuestiones. Recientemente largaron un informe sobre tinnitus.

La plataforma Danzfloor (@danzfloorapp), con base en Ciudad de Buenos Aires, sigue ofreciendo debates en el marco de #PorUnaEscenaConsciente– Se trata de un espacio en el que vienen trabajando desde finales del año pasado, que trae a colación diferentes temáticas vinculadas a la escena y la nocturnidad.

En diciembre, presentaron un informe llamado «Speak Out!», que puso en relieve situaciones de abuso sexual en la industria musical. La última consigna es #CuidáTusOídos, un llamado de atención para conversar sobre la salud auditiva de artistas, productorxs y usuarixs de la escena electrónica.

Rocío Cusmano (@hihatdancer), periodista integrante del equipo de Danzfloor y DJ, conversó con Doctaclub para comentarnos sobre cómo se gestó esta campaña, con qué se encontraron y qué otros ejes también se tienen que abordar.

– Siguen avanzando con propuestas en el marco de “Por una escena consciente”. Recientemente estrenaron un informe sobre los problemas de audición de artistas: ¿cómo se encontraron con esta problemática, que les llevó a hacer este trabajo?

– El tema de la audición siempre estuvo en la lista, porque como dice el primer video de la campaña: ¡todxs hemos vuelto a casa alguna vez con un pitido insoportable después de una fiesta! Como equipo nos parecía clave abordar la problemática. La realidad es que antes de lanzar el primer video no conocíamos de primera mano a tantas personas que lo sufrieran, pero estábamos segurxs de que irían apareciendo. Unx empieza a investigar y hay realmente muchos casos de DJs y productorxs que han tenido que dejar de tocar a causa del deterioro auditivo. Se me vienen a la cabeza Luca de Undercatt y Fila (de Aly & Fila) como ejemplos internacionales, que siguen produciendo pero ya no se dedican al djing. Cuando posteamos el primer video recibimos muchísimos mensajes privados de personas contándonos sus experiencias y más aún lo fueron al sacar el segundo. Por suerte los videos giraron bastante en la escena y creo que todxs podemos fácilmente empatizar con lo que es una verdadera pesadilla para quienes amamos la música. Nos sorprendimos, también, de que mucha gente joven estuviera sufriéndolo, cuando pensábamos que era más frecuente en quienes han tenido un recorrido de décadas en la música. Ahí es donde se palpa la falta de información.

– ¿Se dieron cuenta de que es más común de lo que parecía y a la vez muy invisibilizado? ¿Cómo pensás que trata la escena en general esto, tanto como periodista que investigó en esto y como artista?

– Recontra. Es algo que está super presente y siento que tiene dos extremos: quienes no se lo tomaban muy en serio, quizás por una cuestión de sentir que «no pasa nada», «mañana voy a estar mejor» y en la otra punta encontramos a quienes tienen una condición crónica, con todo el dolor y estrés que conlleva. Hasta que lanzamos la campaña, no siento que dentro de la escena nacional se haya tenido muy en cuenta la problemática. Sabemos de los fantasmas de la nocturnidad y probablemente por ello siempre las campañas estuvieron dirigidas a los consumos responsables, de alcohol o drogas. #CuidáTusOídos quiere en principio visibilizar para prevenir y luego brindar herramientas más concretas, a través de profesionales. Creemos que es información de muchísima relevancia, que aporta valor a la escena y que simplemente alguien tiene que ofrecerla. En unas semanas haremos una charla vía YouTube con un panel muy interesante, junto a Violeta Reynal, Diego Jazán y una otorrinolaringóloga parte de F.A.S.O. (Federación Argentina de Sociedades de Otorrinolaringología). El público va a poder interactuar a través del chat, ¡así que les recomiendo que se prendan a la transmisión!

– ¿Qué soluciones creés que se deberían considerar para actuar en esta problemática? ¿De quiénes pensás que dependen en gran medida?

– Creo que es clave hablar entre nuestros grupos de amigxs y colegas sobre volúmenes en los clubes, en los retornos de las cabinas y también fomentar el uso de tapones con filtros. Por suerte veo cada vez más gente conocida con tapones en las fiestas, eso me pone contenta. Lo que mejor podemos hacer es tomar consciencia y accionar nosotrxs, porque la realidad es que ¿quién es mejor que unx mismo para cuidarse? Veo muy lejano que se arme algún tipo de regulación para volúmenes máximos o de acustización en clubes, así que la mejor prevención queda en nuestras manos. Llevar tapones, aunque sea los más económicos que se consiguen en cualquier farmacia; o si no tengo o me los olvidé, no estar justo enfrente del parlante y tratar de medir eso. Capaz que sentís que es un bajón tener que estar muy lejos de la cabina, ¡pero recordemos que la audición que perdemos no vuelve! Esto es así. Del lado de la organización, está bueno tener en cuenta conseguir buen sonido y en la fiesta ir circulando, chequeando que se escuche bien, que el público esté disfrutando y no padeciendo. Como clubber, he llegado a irme de lugares donde el volumen estaba insoportable. Mal sonido y demasiado fuerte. ¿Vale realmente la pena? Como artista también noto que se cae mucho en la trampa del volumen. Sabiendo que un lugar suena mal, se abusa del volumen. Si tenemos confianza con lx artista y lxs organizadores y notamos que el sonido está pasado de rosca, estaría bueno que nos animemos a expresarlo, siempre con respeto y desde lo constructivo. Sé que es un tema complicado y puede agitar susceptibilidades. Practicar el desapego y no tomarse nada personal es clave, también. Nos puede pasar a todxs.

– Otro punto fundamental, la salud mental en la escena: ¿cómo ves esto? ¿Está siendo difícil introducir el debate?

– En nuestra industria creo que hubo cierto quiebre a partir del suicidio de Avicii. 28 años, tenía toda la fama y el éxito que se pueda imaginar; una carreraza por delante y lamentablemente no pudo manejarlo. En el ADE, por ejemplo, hace varios años que se arman paneles al respecto de la salud mental y física de lxs DJs. Y el año pasado en especial, debido a la cuarentena a nivel mundial, desde varios medios de música electrónica se reforzó la información sobre depresión (en general, por el cambio de costumbres de clubbers por no poder reunirse y hacia lxs artistas, super afectados junto a toda la industria de la nocturnidad). Siento que el debate de la salud mental está cada vez más presente en todos los ámbitos. Hace nada, en los Juegos Olímpicos, vimos varios casos de atletas que hablaron al respecto y se bajaron de la competencia en pos de su bienestar.

– ¿Pensás que es un tabú hablar de esto en una escena donde las exigencias de la nocturnidad y la industria musical pesan sobre lxs artistas?

– Efectivamente creo que es un tabú. En el camino de pre-producir el material de «Testimonios» sucedió que capaz nos enterábamos de personas que lo sufren. Y al hablar con ellxs nos expresaban support hacia la campaña, pero no querían dar su testimonio de manera pública. Y te hablo tanto de artistas nacionales como internacionales, así que eso revela una cierta «presión» de la industria y del mercado. Capaz es la suposición de que «si se sabe que tengo tinnitus, no me van a bookear», o algo así. Creo que la privacidad es un derecho y algo que hay que respetar al 100%, pero es igualmente importante que haya quienes se animen a compartir sus vivencias para generar consciencia. Por ejemplo, desde que el año pasado Viole Reynal (@bioviolet), de Biotech Patagonia (@biotech_patagonia), subió un video contando sobre su experiencia, nos cuenta que recibe todo el tiempo mensajes de personas pidiéndole ayuda o consejos. Ahí vemos lo importante de hablar al respecto, ¿no? En este caso para normalizar la condición. A partir de esto, Viole empezó un ciclo de charlas llamado «Sounds Healing» en su IGTV, donde aborda la problemática con distintxs invitadxs y la información está disponible para todxs. No es nada raro o inusual sufrir de tinnitus, así que: ¿por qué no hablar de ello?

– La última: ¿qué otras problemáticas planean abordar con “Por una escena consciente”? (si se puede adelantar, obvio)

– Sí, a modo de adelanto estamos trabajando muy cerca de Rebekah en la campaña #ForTheMusic. Luego de muchas reuniones de Zoom y un intercambio constante de emails, se viene un material inédito que creemos va a causar revuelo en la escena internacional sobre lo importante de que la pista de baile sea un lugar realmente seguro para todxs. Y de seguro también hagamos algo al respecto de la Ley de Cupo, porque la escena día a día se está reactivando y lamentablemente seguimos viendo todo el tiempo flyers donde el line-up está compuesto en su totalidad por artistas masculinos. En lo personal, siento más impotencia cuando son de fiestas grandes, donde hay detrás una productora «seria». Para llevar adelante un evento hay que prever muchas cuestiones, tanto propias de la organización como burocráticas: permisos, ordenanzas o en este momento los protocolos relacionados al COVID. Nadie quiere que clausuren su espacio o que la policía caiga en la fiesta. Entonces no entiendo cómo esta ley se pasa por alto como si no existiese, como si no tuviese la jerarquía que tiene. En fin, lo bueno de #PorUnaEscenaConsciente es que es un espacio abierto, donde podemos abordar todas las problemáticas o inquietudes que vayan surgiendo en el camino.