El artista será parte de la nueva entrega de la producción cordobesa, que fue grabada en La Cumbrecita.

A final de mes, Beats of Nature (@beatsof.nature) ofrecerá la tercera entrega, esta vez de la mano de Mariano Mellino (@marianomellino). El estreno se realizará el 25 de julio a la hora 18, en una producción conjunta con Estamos Felices (@estamosfelices) realizada en la cascada de La Cumbrecita.

Esto podrá verse por las cuentas de Mellino, Beats of Nature y Estamos Felices. En el repaso de lo transmitido hasta ahora, ya se realizaron «Quebracho Blanco» con Nacho Varela y Cruz Vittor desde la naciente del río Mina Clavero en enero; y en febrero «Montezuma» con Nick Warren y Antrim (@antrim_dj) desde el Parque Natural Aktun Chen, en Tulum (México). En ambos también participó Fran Bux (@franbux.music).

«Tabaquillo» es el nombre de esta entrega, en referencia a la especie arbórea Polylepis australis y que es prácticamente exclusiva de los bosques de altura en las serranías del centro y noroeste argentino, entre los 1.200 y 3.500 metros sobre el nivel del mar. Crece en quebradas húmedas. Se cree que la formación más austral de esta especie está cerca de Alpa Corral.

Por cada $300 donados a la causa, convocatoria que ya está abierta, se logra la plantación de un árbol. El objetivo en esta oportunidad es para que la organización ReforestArg pueda reforestar la zona de Villa Yacanto, en el valle de Calamuchita.

En 2013, la zona fue fuertemente afectada por los incendios (La Voz)

Si bien en la zona son recurrentes los incendios forestales, en septiembre de 2013 se perdieron más de 40 mil hectáreas en toda la provincia y la zona de Yacanto, Villa Berna, Villa Alpina e Intiyaco fueron de las más afectadas.

En esta zona en particular, la situación fue anunciada meses antes cuando cientos de hectáreas de bosque cayeron ante un fuertísimo temporal ocurrido en noviembre de 2012.

Las autoridades no escucharon las advertencias que venían realizando desde organizaciones civiles sobre el altísimo riesgo que implicaban esos restos si no se remediaban los daños: 15 mil hectáreas arrasadas, varios pueblos terminaron sitiados por las llamas y más de una treintena de casas fueron destruidas.