El trío que integraba el ex-Soda Stereo tuvo una vida fugaz, un regreso y un proyecto de disco que quedó inconcluso cuando sucedió la tragedia en mayo de 2010. El cantante cumpliría hoy 58 años.

ROKEN2

En noviembre de 2002, Gustavo Cerati, quien hoy cumpliría 58 años de edad, daba inicio a al tour Siempre es Hoy, que presentaba el tercer disco solista post-Soda Stéreo y que duraría hasta el año 2004.

Entre show y show, las habitaciones de los hoteles en donde Cerati se alojaba con su banda eran escenario de sesiones cargadas de improvisaciones que indujeran al baile.

Casi finalizaba el año 2003 cuando nace Roken, trío compuesto por Cerati, Flavius Etcheto y Leandro Freso. Ambos acompañaban en la banda: Etcheto desde la trompeta, la guitarra y el sampler; Fresco desde los coros, los sintes, el sampler, el Rhodes y la percusión.

El grupo se caracterizó por crear música ambient y dance en presentaciones que realizaban de manera sorpresa y prácticamente no convencionales. Algunos lugares que fueron claves para la formación de la banda fueron Los Ángeles y algunas localidades de México, como así también en República Dominicana, que le dio el nombre a la agrupación cuando los tres integrantes se enfrentaron a un cartel escrito en holandés, y que rezaba «Prohibido fumar«.

Fue en diciembre de 2003 el debut oficial de Roken bajo ese nombre, durante una presentación en la ciudad de Caracas. La misma capital venezolana que el 15 de mayo de 2010 fue testigo de la trágica noche en la que Cerati sufrió el ACV que lo dejó en estado de coma hasta su deceso el 4 de septiembre de 2014.

Los shows de Roken fueron pocos: en Ushuaia, Mendoza, el Festival BUE (junto a Massive Attack y Andy Fletcher, de Depeche Mode); el Festival Mutek en Valparaíso, Chile, junto a Ricardo Villalobos, Newmann y Mark Leclair; en el D.F., Mazatlán, Guadalajara y Monterrey, en México; Colombia; Puerto Rico; Panamá y Costa Rica.

Con el fin de la gira, se pausó el proyecto, que llegó a lanzar Vértigo, que fue adaptada con una versión para ser tocada en los shows finales de ese tour. Volvieron en 2007, y comenzó así el sueño de lanzar un disco, pero quedó truncado ante la muerte de Cerati.