El taller de DJs que Dario Jey llevó a cabo en la zona este de la ciudad terminó, dejando a sus alumnxs con ganas de saber mucho más.

Falta de acceso a los servicios esenciales, al transporte público, la contaminación, la seguridad, el narcotráfico. Estos son algunos de los factores que llevaron a que barrios como Maldonado, Müller, Campo de la Rivera, entre otros, padezcan la larga postergación de políticas publicas.

Los medios de comunicación masivos solamente sacan a la luz de la sociedad cordobesa las consecuencias de todo lo anterior. Y en eso también queda invisibilizada la labor de las organizaciones civiles, que trabajan incansablemente para recomponer el tejido social.

Fuimos a la última clase del taller gratuito de DJ, que Darío Jey, de la academia Jey Skool, llevó a cabo en el Parque Educativo Este. El edificio pertenece a la Municipalidad y fue inaugurado en diciembre de 2018.

El proyecto incialmente se pensó para los CPC (Centros de Participación Comunal). Tras llevar la propuesta a la Secretaría de Cultura de la Municipalidad, se terminó gestando para desarrollarse en el Parque Educativo.

La convocatoria que generó el taller fue la más alta entre los talleres de artes urbanas que se dictaron entre febrero y marzo: llegaron a participar hasta quince chicxs en las clases.

Pudimos ver el entusiasmo de quienes se acercaron curiosxs, teniendo o no antes una experiencia con la música electrónica, sea bailándola o simplemente escuchándola.

Pese a la emoción de lxs que fueron y del propio Darío, la del 29 de marzo fue la clase final. «Profe, ¿nos vemos el viernes que viene al final?», preguntó Uriel. «No sé», se limitó a responderle Darío quizá sabiendo que definitivamente era la última vez dando clases en el Parque.

En esa contestación, la incertidumbre de no saber si continuaba y las ganas de que así sean. Darío buscó las alternativas y las encontró, aunque hasta hoy al Parque no deberá volver.