El artista cordobés lanzó el EP que inaugura el label, con tres tracks en total.

El DJ y productor Ignacio San Pedro, conocido como Closed I (@closed.i_), arrancó la semana publicando «Stereolito I». Se trata del primer EP, que abre las puertas a su propio label (@stereolito), que lleva el mismo nombre.

A lo largo de casi veinte minutos divididos en tres tracks, el artista trae una renovación sonora para el techno cordobés. Pero sobre todo expone también su exploración dentro de estos nuevos sonidos y los objetivos de la propuesta.

La flamante plataforma musical está cargada de desafíos, personales y colectivos. El concepto del sello carga con la idea de «ser un espacio que distribuya música que no sea de los géneros populares y definidos de la electrónica», según expresa el artista.

Potencia sonora

«Algo» es el nombre de la pieza inaugural, que refleja la frescura con la que decidió encarar este nuevo proyecto. Melodías que dejan por un rato la dureza del techno al que nos supo acostumbrar, sin dejar atrás su esencia.

Pero ojo: tampoco se corre tanto de ahí. Con «Ritmo» nos saca de la armoniosa estructura que nos dejó el track anterior y nos pone de pie. La conjunción sonora de esta producción nos la deja picando para el futuro: es bien pistera, tiene todos los ingredientes para sonar en el momento justo en que un set quiere levantar de nuevo para explotar el baile.

El cierre con «Suspendido», la pista más larga del material (dura unos ocho minutos), se pone más sombrío. Es acá donde Closed I refuerza el resultado de renovar sus sonidos y mantener las esencias del techno que lo formó.

La instrumentalización de este track calza con cada momento del mismo: casi sobre la mitad, y a partir de allí, está la expresión justa de porqué lleva este nombre. Sonidos que no tienen nada que envidiarle a sellos de talla mundial.

Experimentación y estimulación

Sobre el label, Closed I remarca que otro de los principales objetivos de Stereolito es compartir música desde «conceptos experimentales, hasta canciones que estimulen la pista de baile».

Entre los géneros que pretende abarcar, destaca el indie dance y el nu disco; además del melodic house y el techno. Pero también pretende enfocarse en sonidos más alternativos.

«Algo personal», define Closed I sobre el surgimiento de esta nueva plataforma. «Se pone en marcha ante un contexto donde siempre encontró incomodidades a la hora de acercarse a artistas y sellos en los cuales quiso participar o colaborar, y esto incitó a crear esta plataforma con sus propios valores y condiciones», reza el comunicado.

La conceptualización de Stereolito nace de la película «2001: la odisea espacial», de Kubrick. En el film aparece un desconocido monolito (una roca rectangular) que se manifiesta de distintas maneras, condicionando las formas de vida cercanas.

Y «Stereolito» surge de la combinación de «monolito» y «estéreo». En el audio se suele utilizar «estéreo» para describir la imagen sonora que utiliza dos o más fuentes de sonido. Así fue como la imagen de dos figuras rectangulares se apropiaron de la estética del sello. 

Prioridad local

«La idea es acercarme conscientemente a lxs artistas que quieran ser parte del sello, siempre y cuando haya un diálogo recíproco y abierto», dice Closed I sobre cómo se planea la curaduría de los proyectos que se encaren desde el label.

Como base de este objetivo, el productor pone a disposición su propio estudio de síntesis HAL (@hal.audiolab): «un espacio disponible para los procesos creativos».

De esta manera, San Pedro deja abierta la puerta para que lxs artistas que participen en Stereolito puedan pisar la oficina de sonidos. Y remarca que los inicios de este sello pasarán por la geografía cordobesa para poder tener una conexión más cercana con artistas locales.