Las grandes producciones manejan con prudencia sus definiciones sobre la próxima temporada, aunque dan casi por descartada la posibilidad de poder hacer algún evento. Al menos mientras las medidas sanitarias sigan con las restricciones, la escena cordobesa busca sus alternativas.

Esta columna fue realizada para M90Sessions, de M90 Radio FM 89.9 de Rosario. Podés escucharla a continuación.

La próxima estación estival en nuestro hemisferio divide en dos las sensaciones generales dentro de las producciones locales: por un lado, un prudente optimismo; y por otro, la decisión de esperar a que todo pase. Entre medio, las decisiones sanitarias y la situación al momento de llegado el verano condicionarán todo.

La incertidumbre sigue reinando por la cambiante situación semana a semana, pero a la vez los próximos pasos son proyectados de diferentes maneras. Según las estimaciones que fuentes de diversas producciones nos confiaron a Doctaclub, este año se perdió la posibilidad de vender entre 150 mil y 200 mil entradas, como piso.

También todas coinciden en lo mismo: mirar lo que pasa en otras partes del mundo es una guía, pero no una garantía de cómo pueden funcionar las cosas acá. Y si no hay nada asegurado, no se quieren arriesgar a planificar e invertir en estructuras que luego no puedan darse.

Forja, uno de los espacios open air con los que cuenta Córdoba (Buenas Noches Producciones)

Apuntar a lo masivo

“Tenemos una postura ante la situación, después de haber atravesando distintas etapas: no queremos estar en modo de transición, queremos dar el salto directo y esperar a anunciar las cosas cuando podamos volver a hacer eventos”, nos indicaron desde el seno de una de las mayores productoras locales.

Por el mismo sentido también fue Emi Granata, de La Estación, al ser consultado por nuestro colaborador Franco Paredes: “nuestro interés y nuestro servicio son los eventos grandes. Con una calidad artística, no excluyentemente internacional, pero sí de alto nivel”. 

Según el productor, en la temporada anterior (entre septiembre y marzo) lograron vender entre 50 mil y 60 mil tickets. Con los eventos programados para este año, calculó que la cifra se iba a engrosar con otras 60 mil a 70 mil entradas vendidas. “Obviamente la situación no tiene precedente, es paradójico que pasemos de esos números a cero. Nos desafía a ser creativos”, dijo Granata.

La Estación, en San Roque, aportaba movimiento en una de las zonas turísticas más importantes de la provincia. (@laestacioncordoba)

Turismo sin fiestas

La realización de los eventos en la temporada más alta es uno de los engranajes claves para la industria del turismo en la provincia de Córdoba. Hasta el 2019, el 10% de los movimientos internos de turistas pasaban por acá. Además, aporta poco más del 5% al PBI provincial, siendo también una de las cinco industrias que más incide en los ingresos anuales.

Por su lado, el sector turístico también busca sus alternativas. El Gobierno provincial ya habilitó el retorno de los movimientos turísticos, y por ahora las principales localidades apuntan más al turismo de cercanía como prueba piloto antes de abrirse a ser receptoras de arribos nacionales.

En tanto, en la escena electrónica, Granata aportó que desde La Estación se están analizando opciones: “siempre supeditadas a los permisos, pero dentro de las proyecciones veremos qué variedad, qué tipo de eventos y con qué gradualidad se estará dando el retorno”. Reconoció también que aún no hay decisiones concretas, pero que la intención es seguir acercándose al público de diferentes maneras.

El sector de organizaciones de eventos ya tiene listo protocolos para el retorno con mayores aforos (Archivo)

La seguridad, en foco

Si bien hay notorias diferencias con Europa en las posibilidades que permitan a las grandes producciones desarrollar eventos virtuales, como fue el caso de la Tomorrowland que juntó a más de un millón de personas en su edición de este año, también hay una puerta que no debe darse del todo por cerrada.

Las autoridades locales también miraron con mucha atención el comportamiento del verano boreal con respecto al desarrollo de eventos. De hecho, la primera fiesta que se desarrolló en España, donde se presentaba Wade, se generó polémica en torno al aforo que hubo en un club de playa de Valencia.

En los países donde la situación fue crítica en la primera ola de la pandemia y ahora retornan a los confinamientos regionales, durante su temporada de calor se dio la particularidad de que muchos contagios se dieron en grupos etarios más jóvenes que recurrieron a eventos, tanto habilitados como no.

El evento de Wade desarrollado en julio, en Valencia, fue una prueba que no estuvo exenta de polémica (Córdoba Buenas Noticias)

En tanto, empresarios del sector de espectáculos en nuestra provincia ya presentaron protocolos ante el COE para permitir un ingreso ordenado y sanitariamente seguro. A menos de dos meses del inicio del verano, solo queda esperar a que la curva de contagios comience su descenso que de más claridad sobre el panorama

Por más que necesariamente las capacidades se verán muy limitadas, también posibilitará a que sus asistentes puedan recurrir a estos eventos con todas las medidas de cuidado pertinentes, en contraposición con los eventos que se vienen dando en lugares que hoy no garantizan esto.